El proyecto “I giovani parlano con l’Europa” (Los jóvenes hablan con Europa), que está financiado por el concurso “Giovani per il Sociale” (Jóvenes por lo social) y promocionado por el Departamento de la Juventud y del Servicio Civil Nacional – Presidencia del Consejo de Ministros, nace de la exigencia real indicada por la Comunidad Europea, que establece prioritario “la eliminación de los obstáculos a los derechos ciudadanos de la Unión”. De hecho, un notable porcentaje de jóvenes sicilianos no se siente todavía ciudadano europeo o desconoce la infinidad de oportunidades y derechos que ofrece la Comunidad Europea.

Con referencia al colectivo de la juventud siciliana, los problemas principales son dos: por un lado, la elevada tasa de abandono escolar, que dificulta la promoción de la ciudadanía europea mediante los métodos de enseñanza formales, lo que hace necesarias intervenciones informales y no formales. Y por otro lado, la insuficiente oferta de lugares de debate y confrontación. De hecho, los institutos y universidades, lugares para la formación del individuo en la sociedad, resultan estar demasiado ceñidos a contenidos puramente académicos, dejando de lado el desarrollo de las capacidades transversales, necesarias a día de hoy.

“I giovani parlano con l’Europa” pretende desarrollar una identidad europea sabiendo que va de la mano de la idea de una pertenencia nacional pero sin ponerla a la misma altura.

Los objetivos generales son: valorizar culturas y tradiciones, así como el diálogo entre identidades culturales y religiosas, difundir nuevas tecnologías en ámbitos ocupacionales, sociales y culturales, y promover tanto la ciudadanía europea como las oportunidades y los instrumentos ofrecidos por la misma Comunidad.

Los objetivos específicos son: poner en contacto jóvenes autóctonos e inmigrantes para compartir e intercambiar experiencias, opiniones y valores con respecto a la figura del ciudadano en relación con la ciudadanía europea; contribuir al diálogo intercultural y resaltar puntos comunes y diversidades de Europa; desarrollar una plataforma común donde se pondrán en conexión iniciativas de colaboración entre asociaciones de jóvenes locales y organizaciones europeas para el desarrollo de la ciudadanía europea; activar “Puntos de Movilidad” que proporcionen a los jóvenes, tanto locales como inmigrantes, informaciones sobre la plataforma desarrollada por el proyecto y las iniciativas y oportunidades promovidas por la Comunidad Europea.

Principalmente, los jóvenes estudiantes, inmigrantes, trabajadores o no, residentes en el territorio de referencia serán los beneficiarios directos. Las actividades planificadas implicarán de manera indirecta familias, amigos y compañeros de los participantes, la población local y todos los usuarios que se puedan interconectar mediante la plataforma web. Las actividades desarrolladas van a involucrar, entre otros, a las autoridades locales y a todas las organizaciones sociales privadas, cooperativas sociales, organizaciones de voluntariado, organizaciones no lucrativas de utilidad social, fundaciones, entes morales y entes eclesiásticos que trabajan para apoyar la inclusión y la cohesión social entre los diferentes colectivos desfavorecidos implicados en el proyecto

 

Visita la web del proyecto para saber más